Tips para pasar tiempo de calidad con los hijos.

Tips para pasar tiempo de calidad con los hijos.

Nos preocupamos mucho porque el tiempo no nos alcanza para compartir con nuestros hijos, siempre oímos hablar de lo importante que es la calidad, más que la cantidad, a la hora de estar con ellos. Y es verdad. Por eso hoy te vamos a dar unos tips para pasar tiempo de calidad con los hijos.

Asegurarnos de que nuestras obligaciones sean realmente necesarias.

Todos tenemos obligaciones en nuestro día a día, pero algunas serán esenciales mientras que otras no serán tan necesarias. Antes de empezar a completar todas las actividades necesarias para hoy, descubre si alguna de ellas no es realmente necesaria, y la podrías dejar para el día siguiente o lo podría hacer otra persona. Podrás dedicar ese tiempo ahorrado para acompañar a tu familia.

Comer en familia.

Sabemos que no es fácil estar a la hora de la comida, siempre cada día, y menos todos los integrantes de la familia, pero sí puedes hacer esfuerzos para lograr que sea lo más frecuente posible.
Desayunar juntos los fines de semana, por ejemplo, es una acción excelente para promover las buenas relaciones y darle seguridad al niño. La comida, en psicología, representa el amor, así mismo, todo lo positivo que pasa alrededor de ella va a beneficiar a nuestros hijos.

Fines de semana especiales.

Todos estamos ocupados entre semana, así que es imprescindible disfrutar de los fines de semana, en los que lo más seguro es que todos los miembros de la familia tengan tiempo libre. Para disfrutar al máximo de estos dos días (e incluso la tarde y noche del viernes) podemos elegir actividades como juegos de mesa o visitas al parque o a un museo. También podemos emprender un viaje muy especial o ir a ese restaurante nuevo que han abierto hace poco, y que todavía no conocemos.

Compartir a la hora de dormir.

Igualmente, existen otras estrategias poderosas para la comunicación y conexión con los hijos. El ritual de leerles un libro antes de dormir también fortalece ese vínculo tan necesario entre padres e hijos. Si además de leerles el cuento les preguntas: “cómo te fue”, “qué pasó bueno hoy en tu colegio”, “qué te puso triste”, es aún más beneficioso. 

Aprovecha cada momento.

Sal a dar una vuelta con él y pasa ese tiempo hablándole de lo que sabes, le guste a tu niño. Pregúntale sobre el deporte que le gusta, el programa de TV de su preferencia o algo que esté estudiando en el colegio, que sabes que le agrada. Estos momentos no son de regaños, sino de compartir y hablar sobre cosas placenteras. Lo importante es que tu niño reciba el mensaje de que a ti sí te interesa lo que hace y lo que a él le gusta.