¿Porque es importante jugar en familia?

¿Porque es importante jugar en familia?

Todos sabemos la importancia que tiene un buen ambiente familiar, no solo para nuestros hijos sino para todo el grupo familiar. Una buena forma de fomentar las relaciones tanto a nivel social como individual es el juego, jugar en familia refuerza nuestras relaciones en el hogar, ya que mediante el juego expresamos nuestras emociones, es decir encontramos como salen a flote nuestro afecto y sentimientos fortaleciendo con ello nuestros vínculos.

pero si hay algo que refuerza el juego es el aprendizaje. Si la familia juega y a la misma vez aprende aún reforzará más el juego, complementando así un momento entretenido, pero además beneficioso. El amor en todo caso entre padres e hijos durante el juego debe ser educativo, no olvidemos que somos seres humanos y que mediante el juego como herramienta podremos experimentar como decimos muchas emociones.

Como grupo la familia también presenta unos valores, así como patrones de conducta, que es donde apreciamos la construcción de nuestra personalidad, la cual mediante una dinámica familiar podremos observar mediante el juego, ya que nos servirá en cierto modo de guía, además  hace que no solo que expresemos nuestras emociones, sino que nos encontremos ante determinadas situaciones en las que tendremos que resolver para avanzar y por tanto retroalimentar nuestro aprendizaje.   De hecho, durante toda la vida estamos aprendiendo.

Pero si lo que queremos es destacar algo en el tema que tocamos es la familia.   Sin duda la familia será el primer grado de socialización que tendrá nuestros hijos, luego vendrán, los amigos y más adelante otro tipo de relaciones. Pues bien, en el ámbito familiar el niño necesita satisfacer sus necesidades, aunque también lo necesitara a lo largo de su vida. No obstante, es en el ámbito familiar donde su vida cobra una vital importancia y desarrollo.

Sin duda una de las mejores formas de satisfacer a nuestros hijos será permanecer junto a ellos y sobre todo compartiendo los momentos de juego, sumando siempre en la medida de lo posible juegos o juguetes con carácter creativo y de aprendizaje, ya que además de ser estimulantes fomentan la enseñanza y sobre todo el desarrollo. Por tanto, jugar en familia es compartir y aprender.