Conoce nuestra familia

Conoce nuestra familia

¡Hola! Mi nombre es Katherine, junto a mi esposo y mis dos hijas, somos la familia Giraldo Giraldo, llevamos 6 años y medio casados atravesando una aventura maravillosa desde que nos hemos convertido en padres. No sabíamos todo lo que íbamos a enfrentar, creímos que iba a ser una tarea fácil, cambiar pañales, consentirlas, jugar con ellas. Realmente esto sería una parte de todo lo que nos esperaba, Pero….. Lo que no imaginábamos es que nuestras chiquitas tenían tanto para enseñarnos, además de ir creciendo (muy rápido por cierto) hemos visto cada logro, cada avance en sus pequeñas vidas en donde fuimos descubriendo ese maravilloso mundo de ellas, el mundo de las fantasías, de los héroes, de las heroínas, el mundo de la diversión y de los sueños que ya nosotros habíamos archivado. Nuestras dos hijas María Salomé de 5 años y Ana María nos Han dado la vida, ¿por qué decimos esto? Porque nos han permitido volver a vivir.

No les negamos que en muchas ocasiones jugar con ellas ha sido duro (especialmente para mí como mamá, porque estoy tiempo completo), las tengo 24 horas al día en casa, eso implica estar pendientes de ellas sin desconectarme de mis «deberes»  del hogar. Quiero confesarles que no me gusta el desorden, por eso era un poco difícil para mí pensar en jugar en vez de dejar la casa organizada. Hasta que me decidí a no posponer ese tiempo que ellas y yo necesitábamos. Como padres entendemos que nos encontramos en la era de la tecnología  en donde es más fácil pasarle tu celular, la tablet o prender el televisor a tus hijos para que se entretengan y se queden quietos, a parar nuestras actividades, tirarnos en el piso y hacer cómo si fuéramos niños. Esto cuesta ¿verdad? A mí me ha costado, pero cuando tomé esa decisión de ser mamá presente he sentido a través de los años que puedo  con todo en este mundo y que soy imparable,  la verdad es que… ¡me siento la mujer maravilla! 

En el juego hemos encontrado lo que necesitamos para educarlas, desde las virtudes que preferimos sembrar en ellas cómo: la resiliencia, la tolerancia a la frustración, el juego limpio, la paciencia, el respeto, aprender a esperar y tantas más que no alcanzaría a enumerarlas, hasta habilidades de lógica, matemáticas, conteo, secuencias, motricidad fina, imaginación etc. Adicional vamos acrecentando el vínculo de amor con ellas. En ese tiempo hay oportunidad de comunicarnos, de conocer cómo son realmente nuestras hijas, cuál es su personalidad porque se muestran tal y cómo son… son Muchas las bondades que hemos visto en el juego que más adelante iremos posteando o contando con más detalles, este propósito de nuestra familia lo queríamos compartir con Muchas familias más y así fue cómo nació jugando aprendemos… Les estaremos contando nuestro propósito en el próximo artículo y todo lo que hemos aprendido emprendiendo.

Porque…Jugando Aprendemos!