fbpx

¡Padres! Volvamos a jugar.

¡Padres! Volvamos a jugar.

Como hablamos en el blog anterior jugar no es un juego y muchos padres se preguntan ¿cómo jugar? Parece que volvernos adultos dejo que nuestro niño interior se apagara, que la imaginación se esfumara…

Olvidamos como se juega y creemos que solo el trabajo es necesario y el juego no lo es, que es algo exclusivo de los niños. Pensamos que el juego es lo contrario a lo que consideramos serio y como no es productor de dinero, ni bienes ni nada material, lo desacreditamos aún más.

mas-y-menos

En que momento se fue la capacidad de creer en hadas, de convertir los perros en dragones… ¿lo recuerdas? Cuando eras feliz con poco… si fue algo agradable por que no le permites a tu hijo disfrutarlo junto a ti, que descubran mundos nuevos debajo del comedor o en la casita hecha con las sabanas de la cama, que se inventen el menú imaginario del juego de la cocinita…. Y mejor aún, que jugando aprendan!

Porque… Jugando Aprendemos!